Blogia
Molintonia

Marcelo Bielsa, líder y maestro

Marcelo Bielsa, líder y maestro

En este momento, parece necesario hablar de fútbol; medio mundo está pegado a las noticias del Mundial y no me parece nada mal seguir la estela, porque la práctica de este deporte ha llenado parte de mi vida durante muchos años, incluso lo suficiente para escribir una novela. 

 Aunque, en realidad, no quiero hablar de fútbol, sino de liderazgo. 

 La cosa me ha venido a la cabeza al leer unas declaraciones de Marcelo Bielsa, el entrenador argentino de la selección de Chile (quien conoce el percal, sabe el mérito que tiene cruzar intereses entre estos dos países, tradicionalmente enfrentados como buenos vecinos que son).  Ha dicho:

 "El liderazgo de verdad se ve en la derrota. El conductor sólo es bueno si ha superado la adversidad. Las operaciones y los cambios se hacen en la victoria, no en la derrota. La adversidad es el momento de observación. El liderazgo está directamente relacionado con la derrota. Porque es ahí cuando se verifica la consistencia del conductor. Una de las claves que tiene que tener un líder, es que necesita ser querido para ganar, y no ganar para ser querido".

El artículo del que he sacado el párrafo estaba titulado de esta guisa: “Soy un coleccionista de fracasos”, puesto en boca de don Marcelo, quien tiene tantas perlas que un estudiante argentino ha creado un blog donde las recoge.

 La cuestión me surge así: ¿Es necesario fracasar para ser líder?

 En España, no somos tolerantes con el fracaso.  Habitualmente, descabalgamos a quien se atreve a fracasar y lo expulsamos del podio de los triunfadores.  Pero lo cierto es que casi nadie llega arriba sin fracasar, incluso diría que nadie y pondría en el casi a quienes lo han ocultado por pudor, vergüenza o vanidad.  Porque quien esté arriba sólo entenderá a los de abajo cuando ha sabido superar tropiezos, errores y derrotas.  Siguiendo a Bielsa, le añado que en el culmen del éxito no se suele iniciar ningún cambio, ninguna modificación, no se evoluciona cuando te regodeas ante el éxito tan traicionero; son los malos tiempos –las crisis- lo que lleva al ser humano a cuestionarse su dirección.

 Todo proceso de desarrollo requiere de una cuota importante de análisis, de reflexión, de cuestionamiento, de tirón de orejas, de mirarme en el espejo con el espíritu crítico de decirte: ¿qué hago aquí?  ¿Se imagina usted a alguien en esta tesitura cuando se encuentra sumido en el éxito?  Yo no.  Por eso creo que es necesario caer para levantarse, y una vez de pie, antes incluso de restañar las heridas, empezar a pensar en las causas que te llevaron a morder el polvo. 

 Por cierto, hay personas que, aun viviendo en el más puro fracaso, siguen insistiendo en la misma forma de hacer… lo que también se debe a la falta de aceptación del fracaso o a la estulticia más estentórea.

 Cuando Marcelo Bielsa entrenaba a Vélez Sarsfield, su relación con José Luis Chilavert, figura entonces de ese equipo, era más bien tensa. Durante un viaje en avión, el entrenador le preguntó: "Chilavert, ¿usted es feliz?". El arquero, atónito, se lo quedó mirando… y a partir de esa pregunta, ambos comenzaron a charlar distendamente y la relación cambió para siempre.

 A Marcelo Bielsa le llaman “El loco”.  Nadie sabe bien por qué.

 http://frasesbielsistas.blogspot.com/

(Publicado en ForoRH núm. 150 - 01/07/2010)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres